8 abr. 2011

-

No es que sea mala eh, pero ojalá que algún sábado que estés caminando por el centro te venga mucho y te manches todo el pantalón.