22 may. 2011

Termino los días cansada de extrañarte.

Sabés qué? Ya me cansé de que me vivan rechazando, pero igual lo sigo intentando; y hasta te puedo enseñar a como soportar el dolor del rechazo. Y aunque tenga el corazón hecho mierda, lo sigo queriendo. Y me da bronca, porque cada vez que conozco a uno nuevo lo comparo en todos los aspectos con el idiota ese que digo que no vale nada, cuando sé perfectamente que vale muchísimo. Y por más que el loco nuevo me quiera, me cuide y me re valore a mi no me pasa nada, sabés por qué? Porque soy una pelotuda. Encima le hablo por msn, como si me fuera a dar mucha bola, explicame para qué, para acordarme de que no se acuerda de que existo. Pero igual le voy a seguir hablando, obvio. Y las excusas que pongo para hablarle, por Dios, me pegaría sola. Es muy triste porque abro la ventana del chat y no le digo nada, y me quedo mirando la fotito, o el nombre en caso de que sea el facebook, una hora sin saber que decirle como una idiota, hasta que se desconecta y ahí es cuando se me ocurren mil temas para charlar. Y me conecto y me desconecto, o pongo estados o nicks de canciones que sé que le gustan, o me pongo a escuchar las bandas que el suele escuchar y pongo "mostrar lo que estoy escuchando" nomás para que me hable, no pido mantener una conversación, nomás que me diga algo. Y cuanto más cortado me habla, más le hablo yo, porque yo necesito que me hable bien, porque cuando me habla me hace sentir bien, por más que haya dicho mil veces que no le iba a hablar nunca más, sabemos perfectamente que no puedo. Y ni hablar de las veces que dije "NUNCA MÁS LE REVISO EL FACEBOOK". Para qué, si no pasa un día sin que entre al perfil y vea todas esas publicaciones y fotos que me hacen llorar como una pajera. Porque sí, yo me hago la feliz, la superada, me apego al "si fue así, por algo fue", pero me hace mierda que esté todo así, que la relación entre los dos ya casi ni exista. Porque yo lo amo, y bueno obviamente, el no me da bola. Igual me hago la pelotuda y de vez en cuando paso por la casa a ver si me lo cruzo, como cuando nos empezamos a hablar que me lo cruzé dos veces por ahí. Porque aunque tenga novia hace una bocha, yo todavía tengo esperanzas y la voy a seguir remando, a pesar de saber que va a ser remar en dulce de leche repostero esto. Por más que todos me digan: "No te preocupes, no se da cuenta de lo que se pierde" a el no lo afecta todo esto, yo lo perdí a el y me duele a mí. Y cada vez que pienso que lo estoy por querer un poquitito menos, me lo cruzo o me habla o algo y me doy cuenta de que nada que ver, que lo quiero incluso más que antes. Y me pongo imbecil y relaciono absolutamente todo con él, que veo un par de zapatillas y me largo a llorar y digo "el tenía unas zapatillas de esa marca!". Llegué al límite de rebajarme y decirle todo, por Dioooos, donde quedó mi dignidad? Llegar al punto de hacerme la otra adelante de él pero estar diciendole a mis amigas/os que lo vigilen a ver que carajo hace/dice. Y poner canciones tristes de esas que me hacen deprimir más de lo que ya estoy y me dan ganas de cortarme la yugular con una galletita de agua, pero que me gustan porque me identifican y me hacen acordar a él, o son las que escucha él, y me hacen llorar, y bueno en definitiva soy una masoquista de mierda. Y si, soy patética pero no sé, no me sale ser de otra forma porque lo quiero entendés? LO QUIERO CON TODO MI CORAZÓN.

16 may. 2011

+

Holaa, como andan? Espero que mejor que yo. Querés que te cuente de mi fin de semana? Bueno dale ahora te cuento. El viernes salí con mi vieja al centro a comprarme ropa, hacía mil años que no hacíamos eso. Y bueno me compre un saco, una remera re lindaaaa y un vestido para el cumple de Julieta. Re copado. Esa noche salí, con Sofi, las dos solas y la verdad que la pasamos re bien. Igual yo estaba enferma y llegué a mi casa para el orto, y estuve toda la tardee del sábado como el orto. Básicamente lo único que hice fue hacerle la carta a Juli jajaja. Bueno, fui al cumple, y estuvo re piola, se re puso, y nada, venía todo re tranqui hasta que fue a guardar el souvenir y a fijarme la hora y me di cuenta de que mi celular no estaba en el bolsillo de mi saco. Ahí entré en crisis, lo busqué por todos lados te juro, igual era imposible que se me hubiera caído, y bueno, llamamos y estaba apagado así que ahí confirmamos la chorificación de mi celular. Y bueno eso, no tengo celu, me cagaron el finde, y nada, una verga todo. Pero bueno, COSAS QUE PASAN. Chaauchis.

PD: Si viste un celular LG GT360 (ese que se abre para el costado y tiene el tecladito celeste) por algún lado de San Nicolás, que no es tuyo o sabés que no es de la persona que lo tiene, devolvemelo por favor la concha de la lora. Bueno eso.

7 may. 2011

Puedo ser tuya un verano; QUERERME ES UN TRABAJO BASTANTE MALO.