11 oct. 2010

Mi vieja está ordenando mi pieza (si, la ordena ella porque yo nunca hago nada), y de paso me revisa las cosas. La cosa es que encontró un cartón que decía "Julián Peres" -Peres así con S y con letra de nena chiquita y rodeado por un corazón más deforme que la mierda- a lo que me pregunta quién era el chico. Y yo, recordando viejos tiempo, me di cuenta de que era tan pelotuda que le cambiaba el apellido al chico que me gustaba para disimular, cómo si no supieran que estaba enganchadísima con mi ahora mejor amigo Julián. Estaba, tiempo pasado, no malinterpretes. Jajajajaja ni problemas tenía eeh. Que lindas épocas^^